Carta de Libertad

Pedrerol: “Siguen parándome por la calle para preguntarme de qué equipo soy”

0
FOTO: Atresplayer.

 

Muy cercano y amable, lejos del carácter altivo que algunos afirman que tiene, nos recibe en el hotel donde se hospeda cuando viene de visita a la Ciudad Condal.

 

Josep, usted tiene entre, otras famas, la de ser un hombre sin pelos en la lengua que siempre dice lo que piensa. En una entrevista al ser preguntado por quien era el mejor periodista deportivo dijo que era usted mismo. ¿Es entonces El Chiringuito de Jugones el mejor programa de tertulia deportiva?

Sí, tampoco sé si hay muchos más, creo que ya no quedan apenas. Hemos tenido mucha competencia. El mío creo que es el más cercano, el más de verdad, el más real, el que ha entendido una forma de comunicación distinta, el más interactivo y el más participativo. No sé si es el mejor. Los colaboradores podrían ser la razón, pero han ido y venido y el programa se ha mantenido. Creo que tenemos a los mejores y que el programa tiene una magia especial. Cualquiera que llega por primera vez al Chiringuito, siente que es importante estar en tensión y que lo que hacemos es muy importante. Nosotros nos creemos lo que hacemos, no copiamos ningún modelo. Los que han intentado copiarnos a nosotros perderán siempre, tienen que hacer un modelo distinto en el que crean. Nosotros creemos en lo que hacemos y además tengo una fantástica redacción, a los mejores tertulianos y a los mejores periodistas que habrá en España, las estrellas del futuro, están todas conmigo (risas).

 

Sin embargo, hay varios programas tanto en televisión como en radio que os hacen competencia. ¿Cuál de todos ellos considera que realiza un producto de mayor calidad, y es, por tanto, su mayor competidor?

No sé. Cuando compites con una serie de Antena 3, Gran Hermano, etc. Nuestra competencia no son los programas de radio, sino la televisión generalista. Nosotros competimos con Telecinco, Antena 3 y con La Sexta. El otro día hicimos un 11% de audiencia, fuimos los líderes en toda España por encima de Telecinco. Por tanto, nuestra competencia es que la gente no escoja ver Gran Hermano y se pase por el Chiringuito. Esa es la verdadera competencia al final. Creo que hay mucha gente que está viendo el Chiringuito y lleva un auricular puesto para escuchar la radio. Creo que es compatible hacer ambas cosas a la vez.

 

¿A nivel profesional, si usted es el mejor, quien cerraría el pódium?

Es que me da un poco igual. Cuando digo que soy el mejor, es porque soy un afortunado. ¿Entonces qué significa ser un afortunado?¿Tener éxito?¿Ser el mejor? El mejor es el que hace lo que le da la gana, le pagan más o menos bien y tiene el apoyo de una empresa, un fantástico equipo y una audiencia que le respalda. ¿Entonces qué es todo esto? ¿Es ser el mejor? Quizás no, el más afortunado quizás es más acertado. Tengo la suerte de hacer lo que me gusta y funciona. Pero hay que pelear, y peleamos mucho. No nos ha tocado la lotería y no vivimos del cuento.

 

Joaquín Sánchez afirmó en la entrevista que le hizo Bertín Osborne en Mi casa es la tuya que cuando se retire le gustaría dedicarse al mundo de la televisión. ¿Le ve maneras?

Es un gran comunicador, me gusta mucho. Hay futbolistas, como Piqué, que tiene futuro como comentarista seguramente, Joaquín sin duda. Fíjate que tengo a Guti, Álvaro Benito, Loco Gatti, D’Alessandro, Petón, Bullo y Lobo… joder, es que es difícil tener un equipo mejor del que tengo yo. Pero bueno, que me encantan ambos, Joaquín y Piqué les apunto (risas).

 

Josep Pedrerol (izquierda) con Albert González (derecha) tras la entrevista.

Usted ha manifestado en más de una ocasión ser seguidor del Barça y sentirse tan catalán como español. ¿Por qué cree que se ha creado una imagen de usted en Barcelona en la que se le tacha de madridista y de contrario a la identidad catalana? ¿Se debe a la fuerte politización que ha sufrido el fútbol en los últimos años?

Tampoco creo que se me tache. Creo que hay algunos medios de comunicación que lanzan un mensaje único, pero que éste no llega a la calle. Siguen parándome por la calle preguntándome de qué equipo soy. Aquí están acostumbrados a que el que hace información del Barça diga que todo es bueno, y claro, yo discrepo del pensamiento único a todos los niveles. Ni del Madrid ni del Barça, me da igual. Cuando el Barça juega un partidazo, hay que decirlo; cuando Messi  tenga una racha mala, también lo diremos. Con lo cual esto hace que si aquí solo se habla bien de una cosa, se tiende a creer que lo demás, lo discordante, es lo negativo. La verdad es que llega un momento que me da igual lo que puedan decir de mí: el equipo que soy y qué ideología política tengo. Yo soy un afortunado, he nacido en Cataluña, estoy orgulloso de haber nacido aquí, y desde hace muchos años viajo por España y me siento parte de esto. A mí me gusta estar hoy en Barcelona, mañana en San Sebastián y el siguiente en Madrid. Siento que estoy en mi país en las tres ciudades. No soy muy de dividir, soy más de unir, me gusta más.

 

Usted se ha declarado como un fan acérrimo de José Mourinho. Dejando de lado al personaje, que a todos nos hacía gracia, ¿no cree que el técnico portugués le hizo un flaco favor a la imagen del club blanco?

Mourinho llegó en un momento en que el Barça era el mejor equipo de la historia. Había que contratacar con una fórmula distinta. Él creó un modelo futbolístico más defensivo para poder pelear contra ese equipo protagonizado por Xavi, Iniesta, el mejor Piqué, el mejor Valdés, el mejor Puyol, etc. Tuvo que hacer eso. Seguramente cometió varios errores. Lo que le hizo a Vilanova fue un error. Pero no creo que fuese negativo para el Madrid, ya que gracias a él volvió a las semifinales de la Liga de Campeones, después de ocho años sin llegar hasta ahí. Devolvió al Madrid a lo más alto, donde debía estar. Hizo creer a la gente y recuperó la autoestima del madridista, que estaba por los suelos. El Barça ganaba todo y llegó Mourinho y agitó la coctelera e hizo que la gente volviera a creer creando un equipo competitivo. ¿Se equivocó? sí. ¿Otro lo hubiera hecho mejor? No lo sé. La imagen de un club no depende de un entrenador o un directivo, los clubs están por encima de todo.

Primero Punto Pelota, que le dejó un sabor agridulce, y después esta nueva etapa con AtresMedia, que le ha catapultado a la fama, convirtiéndole en un rostro muy conocido. ¿Cómo lleva el aluvión de críticas e insultos que se acostumbran a llevar los periodistas a través de las redes sociales?

Pues la verdad es que tengo bastantes contactos bloqueados , porque tampoco les voy a dar cancha. Se tendrán que buscar la vida si quieren leerme. Twitter parecía una herramienta fantástica y ahora se ha convertido en un sitio con mucho insulto. El anonimato es muy valiente, porque a la cara no te lo dirían, pero escondiéndose bajo un seudónimo… es muy fácil. No le doy mucha importancia. Hay que estar. Yo tengo 620 mil seguidores, y porque haya 1000 golfos no voy a dejar de hablar en las redes. No me importa mucho ya, me estoy haciendo mayor (risas), antes me afectaban mucho las críticas.

 

Hablando de críticas. ¿De qué modo valoras que te imiten en el programa de TV3 Crackòvia?

Bien, además a Raúl Pérez le tengo cariño, ya que le conozco personalmente. Es una parodia que me deja a mí de absolutamente madridista y florentinista, pero la parodia forma parte del espectáculo.  No deja de ser una exageración de una realidad que a veces se difumina. Me parece que lo hace muy bien, y como entiendo que es una parodia me parto (risas).

 

El Real Madrid y el FC Barcelona lógicamente acaparan el 90% de la atención en la actualidad deportiva. De todas formas, ¿no debería repartirse más el pastel con el resto de equipos de primera? ¿No sería interesante que se dedicase más tiempo a cada equipo y hubiesen tertulianos especializados de todos ellos?

¿Sabes qué pasa? Un cuarto de hora para cada uno lo convertiría en un programa largo, si son 20 equipos (risas). El programa se nos va. Además, hay una realidad, y es que el que es del Betis, cuando hablas del Sevilla, cambia de canal; y el que dice que hay que hablar más del Espanyol, tiene razón, pero quizás al del Valladolid le aburres. Hay una realidad, y hay dos equipos que son los más grandes de España, los más grandes de Europa y seguramente del mundo, y son el Barça y el Madrid, y los tenemos aquí. Los mejores jugadores del mundo son Messi y Cristiano, y también están aquí. Es muy difícil decir: “vamos a hablar de más equipos”, cuando estos lo acaparan todo. Y es cierto que hay que hablar. El Betis tiene muchos seguidores, el Sevilla está creciendo… Ya hablamos de ellos, pero los dos grandes se comen todo lo demás. Además, nosotros somos un programa de una cadena privada. En la televisión pública hay una obligación moral de cuidar todos los deportes y equipos, pero nosotros tenemos menos obligaciones en ese sentido. Intentamos, a pesar de todo, hablar algo del resto, pero no puedo asegurarlo.

 

FOTO: Cadena Ser.

¿No es raro para el telespectador que un sevillista como Cristóbal Soria sea uno de los mayores defensores del barcelonismo en su programa?

Sí, es llamativo, pero ha conseguido ser un elemento representativo del barcelonismo. Ha conseguido ese punto, con sus “Real de Madrid”, “Serresiete” y “Casimiro titular” (risas). Ha conseguido un lenguaje que llega a la gente. Creo que ese personaje no catalán, no catalanista, no independentista y que defiende al Barça,  ha conseguido llegar a mucha gente.

 

¿Me podría decir qué jugadores formarían su once ideal?

A Messi y a Cristiano me gustaría verlos juntos alguna vez, a Neymar le pondría fijo, también me encanta Luis Suárez. Me gusta mucho James, si le dejan jugar en su sitio… Al final pasa que todos no caben, son incompatibles. El mejor, Iniesta, el cual desgraciadamente se está terminando; Piqué y Ramos, el tándem de la selección española, que es un equipazo.

 

¿Volveríamos a ganar el mundial con ellos?

Y sin ellos también (risas). Podemos volver a ganarlo, tenemos equipo para ello.

 

Por último, voy a pedirte que hagas de Sandro Rey. ¿Quién ganará la liga este año?

Pues depende del sorteo de la Champions.  Con el Barça eliminado de la Champions pensaba que el Barça iba a ganar la liga. El Barça ahora puede ganar otra vez la Champions. Hay cosas llamativas como el gol del Bakero ante el Kaiserslaurten. Ese Barça tenía que ganar la Copa de Europa. Hay minutos y goles decisivos. Es verdad que Ramos también fue muy importante ante el Nápoles, pero hay remontadas que marcan el futuro de un equipo. El Barça creo que ganará la Champions después de la remontada al PSG y que por desgaste el Madrid se llevará la Liga, porque además lo necesita desde hace mucho tiempo. Aunque también el Sevilla podría dar un susto . El desgaste de la Champions creo que va a ser decisivo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: