Carta de Libertad

La tomadura de pelo de «The Best»

1

Lo que voy a escribir a continuación no es odio acumulado, no es bilis, no es rabia interna.

Lo que voy a escribir a continuación es la voz de muchos amantes del fútbol.

Lo que voy a escribir a continuación es lo que piensan muchos aficionados con un coeficiente intelectual superior a la media, que son observadores, que no se dejan engañar, que no se dejan tomar el pelo.

Lo que voy a escribir a continuación es justicia, lo que voy a escribir es la cruda realidad, (bajo mi punto de vista, claro) y  no hay nada más crudo, que la realidad. Y lo escribo porque hay poca memoria. Y así, será recordado.

La semana pasada Cristiano Ronaldo recibió el premio «The Best», o lo que es lo mismo, el premio al mejor jugador de fútbol del mundo. Lo mismo sucedió con Zinedine Zidane, que recibió el premio al mejor entrenador del mundo. Hacía tiempo que tenía en mente escribir sobre este tema pero me visto obligado después del esperpéntico partido del Real Madrid ante el Girona.

La creación de premios como el Balón de Oro, Fifa World Player o The Best están hechos para premiar y reconocer a los mejores futbolistas del momento. Y las competiciones están hechas para premiar a los equipos. Todos sabemos que hoy en día esto no es así. Estos premios se están otorgando a jugadores mediocres como Cristiano Ronaldo simplemente por el hecho de haber ganado algo con su equipo, el Real Madrid, o con su selección, la portuguesa.

El año pasado Portugal ganó una Eurocopa haciendo sin duda un campeonato pobre. También es cierto que el nivel futbolístico de la pasada Eurocopa estaba muy por debajo a lo que estamos acostumbrados en los últimos años. ¿Cómo es posible que una selección se alce victoriosa partiendo desde la repesca?

El año pasado Cristiano Ronaldo fue ganador del Balón de Oro y The Best por ganar la Champions y por ganar la Eurocopa. Es cierto que el portugués es el máximo artillero de la historia de la Champions, pero también hay que juzgar su participación en el juego. Indudablemente habrá marcado goles magníficos pero como bien sabemos la mayoría de ellos son regalados por Modrić o Kross. La mayoría de goles son de remate simple. Seguramente alguno de vosotros me dirá: sí, pero hay que estar ahí. Por esa regla de 3, Paulinho ganará dichos premios el año que viene. Su último gol frente al Athletic de Bilbao fue un remate a portería vacía, que marcó simplemente por el hecho de estar ahí.

Y lo mismo ha pasado este año. «El bicho» está en las últimas. Desde hace 3 temporadas. Pero apareció un nuevo factor en esta ecuación. La flor. Una flor que ha desaparecido y que está destapando todas las vergüenzas del Madrid. Unas vergüenzas que ya tenía pero se camuflaban con goles en el 90 y Ramos y piscinazos pitados. Parece que el único que se daba cuenta de ello era Cristóbal Soria. Sevillista, medio Barcelonista y casi anti Madridista. Digo casi porque como todos los no merengues, ese equipo nos produce nauseas a todos, pero en su caso estaban más que justificadas. ¿Dónde está serresiete?

Cristiano no tiene regate, no tiene un pase magnífico, no tiene visión de juego. A todo esto podríamos añadir su carácter egoísta, egocéntrico y narciso lo cual le hace pensar a él que no está jugando en equipo y que el equipo es él. CR7 tiene otras cualidades, CR7 tiene un buen disparo, tiene un buen remate de cabeza y, sobre todo, salta mucho. Muchísimo. ¿Qué ha hecho Cristiano en las 2 últimas finales de la Champions? ¿Y en la de la Eurocopa? ¿Des de cuándo un lesionado gana premios?

Tengo motivos de sobra para hundir a Cristiano y al Madrid. Los equipos a los que se ha enfrentado en Champions son de risa. Los arbitrajes recibidos son de escándalo. Y uno ya se cree que la competición puede estar más que adulterada después de lo de Villar. Pero me guardo todo eso para otro día.

No solo escribo estas líneas para criticar a Cristiano y el halo de falsedad que le rodea. Escribo estas líneas para criticar a quien le vota, para criticar al premio y para criticar toda la camama que se monta con tal de ganar dinero. Parece que los votantes de dichos premios son fanáticos radicalizados que cambian de parecer cada año, dependiendo de quien levante más títulos. Eso o que la sombra de Florentino es muy alargada. Muy alargada.

Las bases del premio se deberían establecer claramente. No entraré a valorar los criterios que deberían marcarse para ganar dicho premio. Pero sin duda alguna tendrían que ser basados en la habilidad los jugadores. El problema es que si solo contara eso habría ganado todos y cada uno de esos premios el todopoderoso Leo Messi.

Captura de pantalla 2017-10-31 a las 22.33.02

1 comentario
  1. Sonia Sánchez Tercero dice

    Olé tú, te has quedado agusto… Tienes toda la razón!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: