Carta de Libertad

Deulofeu debe irse en enero

0

Gerard Deulofeu ha sido una de las grandes perlas que ha dado la Masía en los últimos años, pero como sucedió con Giovani Dos Santos o Gai Assulin, su futuro está lejos de la Ciudad Condal.

El joven extremo, que siempre ha tenido el ego muy subido, no hizo buenas migas con Luis Enrique ni con Emery en su etapa gloriosa en el Sevilla. Siendo un jugador con unas cualidades innegables podemos decir sin equivocarnos que ha desaprovechado grandes oportunidades como el gran futbolista que es.

En su corta etapa en el AC Milan fue cuando más destellos de magia dejó. Lamentablemente cuando hizo las maletas rumbo a su tierra natal, el club que lo formó no le ha dejado prosperar deportivamente como lo hubiese hecho de haberse quedado en Italia.

¿Es culpa del FC Barcelona?

En absoluto. Es cierto que en Milán junto a Suso había formado una sociedad de puro talento que hacia las delicias de los rossoneri, pero en ningún caso la culpa de que su situación actual sea mala no es del club catalán.

Se dice que está necesitando psicólogos, que no juega a gusto debido a la gran presión, etc. Todo ello es cierto, pero más cierto es que aunque es bueno, no es lo suficiente bueno para jugar en Can Barça. ‘Deulo’ es un nuevo caso de sobrevaloración de nuestro fútbol. Como ya ocurrió con Canales, Illarramendi o Aleix Vidal entre otros. Los grandes clubs suelen lanzarse a por los jóvenes que destacan y auguran proyección futura.

Sin embargo, el tiempo pone a cada uno en su lugar, y con todo el respeto del mundo por un equipo que tiene un palmarés y una historia envidiable, el AC Milán no es el FC Barcelona. Para jugar en un top mundial se necesita algo más que calidad. Se necesita sobre todo confianza en uno mismo y ser muy fuerte psicológicamente para que la situación no te supere.

Así que Gerard, viendo que Valverde no cuenta con él y que con la recuperación de Dembelé y el más que probable fichaje de Griezmann o Coutinho, debería buscar una salida a otro club en el que vuelva a disfrutar sintiéndose futbolista.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: