Carta de Libertad

¡Madrid, qué suerte tienes!

0

Una vez más se impone la ley de “quien paga manda” en el futbol profesional. Si ya pudimos ver todos como misteriosamente la sanción por reiteradas mordeduras de Luis Suárez expiraba, casualmente – y antes de tiempo – en la noche de un clásico frente al Real Madrid, ahora la historia se repite con la UEFA de protagonista y los blancos de beneficiarios.

La liga, salvo hecatombe azulgrana es historia. Mucho tendrían que variar los resultados de los de Chamartín para poder soñar con levantar nuevamente el trofeo. Sin embargo, otro dato preocupante hasta hoy era el hecho de que con el triste balance de puntos conseguido peligraba su participación en su competición fetiche: la Champions League.

No obstante, traigo una mala noticia para todos aquellos que os frotabais las manos pensando que el Real Madrid acabaría jugando la Europa League la próxima temporada. Y es que la UEFA ha modificado el reparto de plazas para sus competiciones. Portugal por el bajo rendimiento de sus equipos en la competición ha perdido una plaza directa que ha recalado en la Liga Santander. Por tanto, en caso de que los de Zidane sigan dando lástima hasta final de temporada, podrían jugar la Liga de Campeones sin necesidad de jugar la fase previa.

Bienvenidos al universo del deporte, un mundo en el que el negocio está por encima de todo. ¿No es casual este cambio de normativa, cuando el vigente campeón y más veces vencedor de la competición podría quedar fuera de ella? Es patético que un conjunto formado de tantos millones necesite de estos empujones para jugar la máxima competición continental.

Zizou debe dar con la tecla, y pronto

Lo que está claro es que este Real Madrid está estancado. Necesita cambios en su estructura. La BBC ya no es lo que era. La falta de gol es preocupante. Bale a pesar de que está siendo de los más decisivos cuando juega, pasa más tiempo en la enfermería que en el terreno de juego. Florentino Pérez debería sin duda buscarle una salida medianamente rentable al galés. En el caso de Karim Benzema, nunca ha llegado al estrellato para el que se lo fichó. Ha sido un delantero con todas las facilidades del mundo que ha tenido pequeños destellos de calidad en sus nueve temporadas en el club. A su edad de 30 años ha llegado el momento de darle puerta.

En cuanto a Cristiano Ronaldo, es cierto que no es el de años atrás, pero recordemos que tiene 33 años y que sin hacer registros de record sigue siendo uno de los mejores goleadores del mundo e historia viva del Real Madrid. Por tanto, su caso es diferente y el club debería dejarle a él tomar la decisión de quedarse o irse.

Una de las frases más escuchadas en las ruedas de prensa de Zidane es: “No necesitamos fichajes, tenemos todo lo que necesitamos”. Salvo el francés que tiene una venda en los ojos, nadie duda de que el conjunto merengue necesita apostar fuerte por un delantero top y un extremo. Urgen pero en invierno es difícil cerrar tales operaciones, habrá que esperar para ver los fichajes que contempla el Real.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: