Carta de Libertad

Regalo de Reyes

0

«Esta camiseta no os la merecéis», clamaba el RCDE Stadium esta tarde, harto de la lastimosa actuación de los suyos. Considero que este cántico representa el sentimiento de todos los pericos y aficionados a este deporte que asistían hoy al estadio blanquiazul a disfrutar de una tarde de fútbol.

Es de una absoluta vergüenza lo ocurrido hoy sobre el terreno de juego. Si el Espanyol ya tenía cabreado a un amplio sector de su afición, lo de hoy puede acabar de quebrar la relación entre futbolistas y afición. Es de traca. Están necesitadísimos tras haber obtenido 9 míseros puntos en lo que va de liga y van y regalan en 3 minutos dos goles.

Este Espanyol es el peor de los últimos 20 años. No hay equipo, ese es el problema. Son todos jóvenes promesas del plantel o viejas glorias sin mucho brillo. Además, juegan desganados. Alguien que se hace llamar profesional del balompié no puede regalar un balón de forma tan absurda como ha hecho hoy Bernardo o Darder.

No obstante, estos errores, lejos de ser un mere hecho sin importancia han ocurrido en anteriores jornadas. Calero o Marc Roca también regalaron goles al contrario de manera patética. ¿Qué es lo que sucede? ¿No saben defender? Señores, que juegan con 3 centrales y 2 carrileros. Eso debería ser un fortín casi inexpugnable y no la casa de la pradera.

Sinceramente, el problema no es Machín, pero pagará los platos rotos. Siempre sucede en el fútbol. Al que cesan es al entrenador, a pesar de ser el menos culpable de la situación. No hay equipo. Es de vital importancia que Rufete empiece a trabajar como no ha trabajado nunca y busque soluciones. El Espanyol tiene menos gol que el equipo de mi barrio. Mariano, Stuani o cualquiera sería una buena opción.

Por último, creo que esto se ha encaminado demasiado hacia Segunda División. Solo hay un hombre capaz de salvar a los pericos de la hecatombe y se llama Mauricio Pochettino. Ahora está libre tras su reciente destitución, por lo que solo hace falta una llamada y un «sí» para que vuelva a sentarse en el banquillo e intenté obrar un nuevo milagro.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: