Carta de Libertad

Las 5 claves para ganar al Real Madrid

0

Como ganar al eterno rival. Ese es el quid de la cuestión. Un Clásico entre FC Barcelona y Real Madrid es un partido de altos vuelos en que puede ocurrir literalmente cualquier cosa. Los nervios, el estado de forma de ambos equipos, el factor campo… Todo cuenta.

Sin embargo, no debemos olvidar un dato importantísimo y es que los catalanes han salido victoriosos en múltiples ocasiones en la última década. Tanto es así que de los diez últimos partidos en que se han enfrentado han caído derrotados solamente cuatro veces, consiguiendo cinco victorias y un empate.

Por otro lado, un dato que a nadie le pasa inadvertido es que el Barça tiene en sus filas a Leo Messi, el ganador del Balón de Oro y mejor jugador del planeta. El argentino ha pulverizado todos los récords habidos y por haber y, entre ellos puede presumir de ser el máximo goleador histórico de los clásicos del fútbol español con 26 tantos, ocho más que Alfredo Di Stéfano y Cristiano Ronaldo.

En cuanto al XI que debe saltar al césped considero que es un mal día para hacer experimentos, por lo que Valverde debería apostar por sacar toda la artillería desde el comienzo.

 

Iván Rakitic

La más que probable baja de Arthur Melo debería solventarse con la inclusión de Iván Rakitic en el trivote. A pesar de que el croata no está gozando de la confianza de su entrenador es un jugador con calidad y bueno en línea de tres cuartos. Asimismo, el Real Madrid es un equipo que se le da especialmente bien.

 

Nelson Semedo

El portugués es ante todo un cumplidor. Correcto en ataque y en defensa, además de veloz. Para jugar ante el eterno rival creo necesario jugar con un lateral puro, en vez de recurrir a un Sergi Roberto reconvertido. Las internadas de Bale, Vinicius y compañía serán menos cómodas si tienen delante al ex de Benfica.

 

Sergio Busquets

Busi tiene que jugar. Es cierto, ya no es el de antes. No obstante, sigue siendo y será uno de los mejores pivotes defensivos que ha pisado un terreno de juego. Al de Badia hay que dosificarlo, eso sí. Lo más apropiado sería dejarle jugar hasta que se vea más lastrado físicamente y entonces dar entrada a Arturo Vidal. El Rey Arturo es un pulmón, puro músculo y sobre todo un llegador. Su inclusión en la segunda parte podría hacer muchísmo daño a los de Zidane.

 

Antoine Griezmann

Quizás es cierto que el Principito no está al nivel exigido para jugar en Can Barça, pero ha dado algunos destellos y parece que en las últimas semanas se ha reencontrado con el gol. Desde luego, no es partido para que acompañe en la punta de ataque a Messi y Suárez, ni Carles Pérez ni Ansu Fati. Los jóvenes pueden tener su oportunidad, pero en la segunda mitad, en función de como se desarrolle el encuentro. Contra el Madrid debe jugar el Balón de Plata del Mundial.

 

Las 5 claves para ganar al Real Madrid

  1. Explotar la banda de Mendy: al francés le cuesta defender como al Marcelo de antaño. Si el Barça insiste por esa banda puede ser una autopista.
  2. No entrar en conflictos con Sergio Ramos: el de Camas no es el jugador más expulsado en la historia de los clásicos por casualidad. Tiende a irse del partido y a cometer errores. Si el tridente azulgrana no le sigue el juego, las tarjetas serán para él. 
  3. No dejar jugar cómodamente a Fede Valverde, Kroos y Modric: el uruguayo con sus pases entre líneas y alta presión puede generar serio peligro en la meta culé. Por otro lado, el alemán y el croata son los engranajes de este Madrid, si ellos no carburan el Madrid tiene serias dificultades.
  4. No descuidar las bandas: tanto si juega Bale, como si lo acaban haciendo Vinicius o Rodrygo, todos ellos son jugadores rápidos y con calidad capaces de montar un lío en un momento. Pensar que la única amenaza es Karim Benzema sería un error.
  5. Marcar al hombre a Benzema: el francés está aguantando el pulso a Messi en la carrera por el pichichi. Con doce goles en LaLiga está reivindicándose por segundo año consecutivo como un depredador del área. El Barça lo ha sufrido en 9 ocasiones. Es por tanto, de vital importancia encimarle para que no se gire, ya que el gol del Madrid suele estar en sus botas.

 

 

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: