Carta de Libertad

Un goleador para soñar con el Scudetto

0

Tras casi una década de dominio absoluto por parte de la Juventus en la Serie A, la hegemonía de los bianconeros se ha puesto más en peligro que nunca. El Inter y sobre todo la Lazio, comandada por el depredador Ciro Immobile, amenazan al conjunto de Sarri con destronar la monarquía turinesa que lleva reinando en Italia desde 2011. Si finalmente se consuma el sorpasso del equipo romano, actualmente a un punto de la Juve, mucha parte de culpa la tendría su delantero.

El “9” de las águilas acumula 27 goles en 25 partidos, una cifra que le ha colocado indiscutiblemente como máximo goleador de la competición doméstica, superando a Cristiano Ronaldo (21 tantos). Además, el italiano puede acabar batiendo este curso dos marcas históricas: por un lado, el registro de Antonio Angelillo con el Inter en la temporada 1958/59, que marcó 33 goles en 33 partidos. Por otro lado, la plusmarca de Higuaín con el Nápoles en la temporada 2015/16, que le acredita como máximo goleador histórico de la Serie A (36 tantos).

No obstante, el caso de Immobile es bastante curioso. Después de una temporada espectacular en el Torino, dónde anotó 22 goles, llegó su oportunidad en un equipo grande con el Borussia Dortmunt. Sin embargo, nunca llegó a adaptarse ni a rendir como lo había hecho en Italia. Del mismo modo, Sevilla fue un calvario para él, hasta el punto de que acabó cedido en el club donde empezó a deslumbrar en la élite, el Torino. Finalmente, la vuelta del hijo pródigo a su país con la Lazio fue el retiro espiritual que tanto necesitaba para volver a brillar con luz propia.

A sus 30 años, Ciro ha conseguido adquirir la madurez necesaria para convertirse en el líder del proyecto blanquiceleste. Hay jugadores que, por circunstancia o por contextos determinados,  no ofrecen el nivel esperado fuera de su país, pero que cuando juegan en casa se transforman para ofrecer su mejor versión. Esta es la historia de Immobile, que ha recuperado el olfato goleador que siempre tuvo para hacer soñar a sus aficionados con el Scudetto.

 

 

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: