Carta de Libertad

Una travesía y un destino: La Liga Santander

0

A falta de casi un tercio para el final del campeonato liguero, los aficionados del Real Zaragoza empiezan a creer que este es el año, el año en el que un equipo grande vuelva donde se merece. El Zaragoza nunca debió descender en la temporada 2012-2013, pero una vez caes lo más abajo que puede caer un equipo campeón de seis Copas del Rey, una Supercopa de España, la Copa de Ferias y una Recopa de Europa en el 1995, toca reinventarse y volver.

El camino ha sido más duro de lo esperado, quedándose siempre a las puertas del ascenso, incluso quedándose a las puertas de bajar a la categoría de bronce. Pero hay algo que los maños han enseñado al mundo y es en no dejar de creer en su equipo por más que los resultados no acompañen. Muchos años de sufrimiento para por fin esta temporada, volver a sonreír. Tras 29 partidos disputados, el Real Zaragoza se encuentra en segunda posición con 51 puntos al acecho del liderato, que de momento sigue manteniendo el Cádiz con un punto más.

La afición vibra con el juego de su equipo, confeccionado a las mil maravillas por su magnífico técnico, el veterano Víctor Fernández, un experto en hacer ascender a sus equipos y que conoce a la perfección la categoría de plata. Las claves de su éxito, la solidez y la estrategia, a parte, de las individualidades con las que cuenta en todas sus líneas, desde Cristian Álvarez en la portería, con solo 20 goles encajados en el presente curso, llegando al ariete colombiano, Luis Suárez, que con 16 goles se encuentra segundo en la lucha por el pichichi.

Un buen ataque se basa en una buena defensa y cuando eres el cuarto mejor equipo que defiende y el segundo equipo que más goles marca, 42, sí o sí tienes que optar a ascender a la Liga Santander. La Liga SmartBank se está acabando y la Romareda tiene que dar el último empujón para poder ver a su equipo midiéndose de tú a tú frente a los mejores.

Foto: Twitter Real Zaragoza.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: