Carta de Libertad

Makélélé, siempre en mi equipo

0
FOTO: These Football Times.

 

Makélélé es el mediocentro que siempre querría en mi equipo. Siempre he seguido a los jugadores que trabajan para los demás y Claude era sin duda uno de ellos, lo que se conoce como un perro de presa. A lo largo de su carrera jugo en varias posiciones, todas en el centro del campo, incluso de interior, aunque en mi 11 estaría de pivote defensivo, su rol natural. Destaco por ser un jugador con una alta recuperación de balón, fuerte al corte, rápido y contundente. Imprescindible.

Escudero de grandes equipos, empezó a jugar en el Stade Brestois con 17 años y se marcho al Nantes en 1991, donde ganó la Liga Francesa en 1995 con Les Canaris. Empezó a demostrar todo su trabajo defensivo y en el 97 lo ficho el Olympique de Marsella. Sin embargo, no tardo en marcharse de Francia, ya que varios equipos andaban detrás de su fichaje.

Al final, se inclinó por la propuesta del Celta de Vigo que tenía una gran plantilla, con jugadores de la talla de Karpin y Mostovoi. En Galicia acabo de consagrarse y se adaptó rápidamente, convirtiendo su fútbol en esencial para el conjunto vigués.

Tras dos años con los celestes, su capacidad para anular rivales fue clave para que el Real Madrid en el 2000 se lanzara a por su fichaje. El guardián de los Galácticos, brillante, se convirtió en un fijo en cada partido. Con los merengues ganó dos Ligas, una Champions, una Supercopa de Europa, una Supercopa de España y una Intercontinental. Después de temporadas de éxitos, Makélélé quiso aumentar su ficha, hecho que propició un desencuentro con Florentino Pérez en 2003 que terminó con la carrera del galo en el Real Madrid. Sin duda alguna, considero que un jugador como él, que aportaba tanto al equipo, debió ser mejor valorado.

Con media Europa detrás de él, esta vez fue el Chelsea, el conjunto blue, dirigido por el gran Claudio Ranieri, quién afirmó que el francés pasaba a formar la base del equipo. Ese año el club londinense acabó segundo en la Premier y semifinalista en Champions. El míster italiano fue remplazado por José Mourinho al término de la temproada. A las órdenes de The Special One también fue un fijo en el equipo, siendo clave en la conquista de la Premier y la Carling Cup, Asimismo, ese año fue nombrado jugador del Chelsea del año, por delante de compañeros como Drogba, Lampard, Terry… una barbaridad.

Finalmente, en 2008 tras perder la final de la Champions frente al Manchester United, se marchó al PSG, donde acabaría colgando las botas. En el año 2011, Claude Makélélé anunció su retirada, poniendo fin a una carrera espectacular, en la que fue clave allí donde estuvo. Con Makélélé atrás, siempre.

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: