Carta de Libertad

¿Messi o Maradona?: un debate sin fin

¿Lionel Messi o Diego Armando Maradona? La grieta eterna del fútbol argentino.

3

Las comparaciones suelen ser odiosas, pero más lo son cuando cuando en el escenario se presenta a dos personajes emblemáticos y tan diferentes entre sí. A nadie le gusta que lo comparen. A nadie le gusta que le digan que persona es mejor que uno mismo. Este tipo de afirmaciones sólo hacen que aumenten nuestras inseguridades y machaquen nuestro autoestima.

Al parecer, desde hace un largo tiempo, todo el mundo tiene la «necesidad» de confrontar a dos grandes figuras históricas del fútbol mundial que tienen mucho en común pero a su vez, son totalmente distintos. Desde mi punto de vista, este interrogante es totalmente innecesario pero aún así, el futbolero promedio se lo plantea: ¿Quién es mejor? ¿MessiMaradona?

No obstante, hoy me permitiré redoblar la apuesta y preguntar: ¿Por qué debemos equipararlos? ¿Por qué no nos encargamos de admirarlos y simplemente agradecer al universo sus existencias? ¿Qué nos lleva a compararlos si, al fin y al cabo, ni siquiera fueron contemporáneos?

Existen algunos factores semejantes que rápidamente me hacen relacionarlos entre sí. Por ejemplo, ambos nacieron en Argentina, debutaron jóvenes en sus clubes, comparten puesto, son zurdos, han convertido goles extraordinarios (¡y hasta similares!) pero por sobre todo, los dos son juguetes de la sociedad futbolera, para la cual la discusión sobre sus rendimientos es uno de los pasatiempos favoritos.

Pero en contracara, encuentro aspectos que parecen ser aún más evidentes: Diego se forjó en su suelo mientras que Lionel lo hizo mayormente en La Masía del Barcelona. A partir de este punto, puedo determinar que ‘La Pulga’ siempre ha estado acompañado por enormes jugadores y entrenadores, que lo ayudaron a madurar y mejorar su juego como lo fueron IniestaXaviRonaldinhoEto’oHenry Puyol, dentro del campo de juego, como así también lo fue Guardiola, desde fuera de él. Por otro lado, ‘Pelusa’ siempre ha integrado planteles más humildes y sin tantas estrellas, por lo que su carrera fue caracterizada por un juego más creativo y personal, cargándose al hombro cualquier equipo por el que pasase, lo que también le permitió recibir mucho más reconocimiento a nivel mundial.

A la edad de MessiMaradona ya había tenido paso por varios clubes mientras que el rosarino siempre ha sido fiel a la camiseta blaugrana, causando que este punto sea otro de los que los distingue uno del otro y de los más importantes, ya que en esta época, en la que los traspasos estándares son de más de cincuenta millones de euros y la moneda es seducción pura para cualquier futbolista, es destacable el sentido de pertenencia que posee para con el conjunto culé.

Quizás, uno de los rasgos más opuestos es la personalidad: el exjugador de Napoli posee una inventiva verbal totalmente extraordinaria que lo ha llevado a crear frases que pasaron a formar parte del lenguaje cotidiano en el país. Además, su vida fue y es catastrófica, antes, durante y después de su carrera como futbolista pero aún así, era un líder nato con un carácter resonante dentro y fuera de la cancha; Messi en cambio, es rotundamente lo opuesto, y casi obligado, tuvo que aprender a tomar este papel, sobre todo, al vestir la camiseta de la Selección Argentina, donde la presión de la prensa y la gente es constante, y en caso de no obtener resultados positivos te tildan de «pecho frío» y te encontrás en el ojo de la tormenta.

Con este último ítem, me atrevo a decir que, para el argentino generalizado, y más allá de su talento, Messi no representa lo mismo que Maradona porque a diferencia del segundo, que nació en situaciones adversas de pobreza y desprotección, el máximo goleador histórico de LaLiga, fue formado en una de las mejores escuelas del mundo, lo que lo convierte casi en un producto ajeno, al menos desde el ojo argentino. Su perfil bajo y sin escándalos, lo convierte en una personalidad que contrasta con lo que el argentino cree que es.

No queda ninguna duda de que Argentina, y el mundo, ama a sus cracks pero hay cuestiones de personalidades y, por sobre todo generacionales, que provocan que esta discusión siga teniendo lugar en las charlas de café entre los futboleros. Maradona refleja un tipo de persona y Messi otra, y tener preferencia por alguno es proporcional al nivel de identificación que tengas con ellos. Compararlos es como relacionar un helicóptero y un auto de carreras.

No hay una respuesta. Sobre gustos, no hay nada escrito. Disfrutémoslos.

 

3 comentarios
  1. Albert González dice

    Gracias por el interés, Quim. Nos pondremos en contacto contigo a través de tu email de contacto. Un saludo.

  2. Quim dice

    Mi Gmail es kimoltrallorens@gmail.com

  3. Quim dice

    Hola. Soy estudiante de periodismo y me gustaria emprenderme en el mundo del deporte. Si necestirarais algún refuerzo para escribir o mas personal me gustaria plantearos la opción de mi. Contactar con mi Gmail.

    De acuerdo 23

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: