Carta de Libertad

La resiliencia de Rafinha

0
FOTO: Marca.

 

Rafael Alcántara do Nascimiento, conocido como Rafinha, es un jugador hispano-brasileño que nació un 12 de febrero de 1993 en la ciudad de Sao Paulo (Brasil). La pasión por el fútbol le viene de su padre, Mazinho, que ganó el Mundial con Brasil en 1994 y quien tuvo una carrera plagada de éxitos. Su hermano es Thiago Alcántara, que actualmente se desempeña como centrocampista en el Bayern de Múnich. Al tener la doble nacionalidad, tuvo que elegir entre jugar con la canarinha o jugar para la Selección Española y eligió la primera opción, al contrario que su hermano Thiago.

 

Sus primeros pasos en el fútbol.

Como ha asegurado en varias entrevistas y en su documental titulado “Resiliencia” (disponible en Amazon Prime), sus inicios en el fútbol fueron como portero y asegura que era bastante bueno, llegando a ir a la Selección Gallega. En algunos encuentros jugaba una parte en cada demarcación, una parte de portero y otra de jugador. Más adelante, tuvo que elegir y se decantó por jugar de jugador.

 

Su entrada a la Masía.

A los trece años Rafinha da un paso importante en su carrera y ficha por el Fútbol Club Barcelona junto a su hermano Thiago, procedentes ambos de la cantera del Ureca (club de las afueras de la ciudad de Vigo). Fue pasando por todas las categorías de la Masía y en el Juvenil A coincidió con Óscar García, quien casualmente lo dirige en estos momentos en el Real Club Celta de Vigo. En ese equipo su posición era la de delantero centro, donde marcó muchos goles. Tal fue su impacto, que el 8 de enero de 2011 debutó con el Barça B frente al Girona F.C. y más adelante marcaría su primer gol como profesional contra el U.D. Salamanca. Poco a poco fue sintiéndose más importante en el segundo equipo hasta que el 9 de noviembre de 2011 debutó con el primer equipo en Copa del Rey contra L’Hospitalet.

 

Cesión al Real Club Celta de Vigo.

No contaría con muchos más minutos en el primer equipo, pero el verano de 2013 firma su renovación con el Barça y se marcha cedido al Real Club Celta de Vigo para jugar a las órdenes de Luis Enrique, con quien ya había coincidido en el filial. Esa temporada irrumpió, siendo el jugador que mandaba en el terreno de juego, dándole pausa al juego, driblando rivales y con una gran llegada de cara a portería. Solía jugar de mediocentro, incluso de media punta y algunas veces escorado a la banda derecha. Obtuvo el premio a Mejor Jugador Revelación de la Liga BBVA.

 

Triplete con el Barça.

Al terminar su cesión, en la temporada 2014/2015 vuelve al Barça y ese mismo año Luis Enrique fichaba por el club catalán. Ese año empezaría contando con gran protagonismo con varias titularidades, pero poco a poco sus minutos se fueron diluyendo y empezó a entrar casi siempre desde el banquillo. Un aspecto muy positivo es que ese año consiguió el triplete de Liga, Copa del Rey y Champions. También hay que destacar que ese año desempeñaba una tarea parecida a la del año anterior y en esas posiciones tenía de competencia nada más y nada menos que en el centro del campo a Iniesta, Busquets, Rakitic y Xavi como suplente y arriba a Luis Suárez, Messi, Neymar y Pedrito como suplente.

 

Comienza el calvario.

En la siguiente temporada siguió teniendo pocos minutos, pero fue importante en partidos como el de la Supercopa de Europa donde consiguió anotar un gol frente al Sevilla F.C. para después acabar logrando el título. Uno de los peores días de su vida fue el 16 de septiembre cuando ingresó al terreno de juego en el minuto 61 en un partido de Champions frente al A.S. Roma y cuatro minutos después tuvo que ser retirado por una entrada criminal de Radja Nainggolan. Ese día sufrió una rotura en el ligamento cruzado, la cual le impidió jugar durante seis meses. Por suerte, consiguió recuperarse y fue convocado por la selección de Brasil para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, consiguiendo así el título venciendo a Alemania en la final con compañeros como Neymar Jr.

 

Otra nueva lesión.

Comenzó la temporada siendo importante y partiendo más bien por la banda derecha metiéndose hacia dentro para recibir el balón. Todo iba bien hasta que el 5 de marzo de 2017 tuvo otra grave lesión, que le alejó de los terrenos de juego durante el resto de temporada y el inicio de la siguiente.

 

Buenas sensaciones en su nueva cesión.

Regresa al equipo en el mes de enero de 2018 en un derbi de Copa del Rey contra el R.C.D. Espanyol, pero le dan la noticia de que no cuentan con él y sale cedido al Inter de Milán. Rafinha estaba cedido, pero con una opción de compra de 35 millones más otros 3 en variables. En el club nerazzurri cuenta con muchos minutos y es una pieza clave jugando casi siempre en el centro del campo. Al finalizar los seis meses de cesión, el conjunto italiano decide no ejecutar la opción de compra y Rafael Alcántara vuelve al Barça.

 

Última lesión grave en su vuelta a Barcelona.

En su vuelta, en la temporada 2018/2019 comienza siendo importante, pero en el mes de noviembre vuelve a lesionarse en el partido de liga frente al Atlético de Madrid en un choque fortuito con Rodrigo Hernández. Su familia estaba viéndolo en la grada y su madre desde el momento del choque por el movimiento de la rodilla ya sabía que se había vuelto a lesionar. Una vez en los vestuarios, los médicos le dan la noticia a Rafinha y él en un primer momento lo acepta con resignación, pero cuando ve entrar a su familia y algunos amigos a la sala rompiendo a llorar los intenta consolar y empieza a pensar en que debe salir de ahí. Ahí comienza el proceso de resiliencia, es decir, de hacerse más fuerte gracias a situaciones de la vida que pueden resultar dañinas para nosotros. Él comienza el proceso de recuperación y va tachando los días para volver aún más fuerte.

 

Regreso a Vigo.

Su recuperación se terminó a la perfección y estuvo disponible para realizar la pretemporada con el Barça de la mano del entrenador Ernesto Valverde. Una vez más, Rafinha fue de los jugadores más destacados del conjunto blaugrana y comenzó la temporada como titular debido a las lesiones de Messi y Luis Suárez. En los primeros partidos mostró un gran juego, destacando y siendo uno de los jugadores más importantes. Pero el 2 de septiembre de 2019 renovó con el club y decidió irse cedido otra vez al Real Club Celta de Vigo, aunque también tenía la oferta del Valencia C.F. de Marcelino García. En el equipo gallego jugaría otra vez con su amigo Denis Suárez y desde un primer momento fue uno de los mejores socios de Iago Aspas, el Mago de Moaña. En un primer momento jugó bajo las órdenes de Fran Escribá, pero fue destituido y llegó al cargo un conocido por Rafinha como es Óscar García el 4 de noviembre. Desde que éste se puso a entrenar cambió la dinámica del equipo, aunque le costó, pero logró unos muy buenos resultados en los últimos partidos antes del parón por la pandemia del covid-19. El cambio deportivo que ha sufrido Rafinha es curioso, ya que en sus inicios era un jugador habilidoso con capacidad para jugar en banda y con una gran zancada para dejar atrás rivales, pero se ha ido transformando en un mediocentro con mucha más calidad, con más rigor táctico, capaz de bajar al barro, meter el pie, defender cuando el equipo más lo necesita y recuperar muchos balones. Tal es su rendimiento hasta ahora que perfectamente lo podemos meter entre los jugadores revelación de La Liga y no se quejaría nadie. Y es que la directiva del club vigués ya se ha puesto a trabajar para conseguir el fichaje o un año más de cesión de este fenomenal futbolista. Pero lo tienen muy complicado, ya que sus actuaciones han despertado interés en muchos clubes, incluso en el actual Fútbol Club Barcelona de Quique Setién, y es muy probable que el jugador salga este mismo verano del club. No tengo ninguna duda de que este año en el Barça, ante las dificultades que está teniendo Setién para formar un centro del campo fijo, Rafinha estaría contando con muchos minutos como titular. Pronto veremos qué pasa con el futuro de Rafael Alcántara, ya que como hemos podido comprobar, con minutos y confianza, los problemas de las lesiones desaparecen y su magia y arte salen a relucir.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: