Carta de Libertad

Un trueque sin precedentes en el fútbol europeo

0
FOTO: YouTube.

 

En el día de hoy, nos hemos levantado con la sorprendente noticia de un posible trueque de jugadores entre el FC Barcelona y la Juventus de Turín debido a la complicada situación económica que los clubes atraviesan por la crisis del COVID-19.

 

En el Camp Nou gusta mucho Miralem Pjanic, jugador bosnio de 30 años de edad que actúa en la demarcación de mediocentro. El internacional por su país es un deseo expreso de Quique Setién, un técnico que pretende a un futbolista con sobrada experiencia en el futbol europeo.

 

Acompañando a Miralem Pjanic llegaría otro jugador bianconeri, el lateral Mattia De Sciglio, de 27 años e internacional absoluto con la “azurra”. Otro jugador del agrado del técnico cántabro que también llegaría en un intercambio más parecido a los habituales en el baloncesto americano que en ninguna otra disciplina.

 

El Barcelona por su parte, para que las negociaciones no fracasen, mandaría a otros dos
futbolistas al equipo italiano a coste cero. Se habla de Jean-Clair Todibo, central francés que no ha tenido muchas oportunidades para demostrar en el equipo culé y que ha jugado esta última temporada cedido en el Schalke 04. El otro jugador que habría ofrecido el conjunto azulgrana sería o Ivan Rakitic o Arturo Vidal, dos jugadores importantes pero a los que se les busca una salida debido a sus altos salarios.

 

Si este intercambio finalmente se realiza, tendría un claro favorecido, y no sería precisamente el equipo catalán. Históricamente el aficionado azulgrana ha visto como grandes jugadores abandonaban sus filas rumbo a otros equipos, donde acabaron de consagrarse como futbolistas y, este caso, de llegarse a producir no seria una excepción. Saldría perdiendo claramente porque dejaría ir a un central joven, por el que pagó en el mercado invernal de la temporada pasada solo un millón de euros. Jugar de central en un equipo como el Barcelona es un reto exigente, más siendo joven y sin oportunidades. De este modo, no se puede juzgar a nadie para posteriormente incluirlo en un fichaje como si de moneda de cambio se tratase.

 

El gran error pero, es dejar marchar a Ivan Rakitic o Arturo Vidal, dos jugadores que deberían ser intransferibles si se quiere formar un equipo ganador. Dos jugadores de garantías que han venido a menos tras el fichaje de Frenkie de Jong pero que conocen LaLiga y se entienden perfectamente con Leo Messi.

 

Por otro lado, la adaptación de Pjanic al fútbol español sería una incógnita y su conexión con Leo Messi solo deja interrogantes en una afición que ansía tener en su palmarés la sexta Champions, aquella que se resiste desde la temporada 2014-2015. Una última Champions que se le ganó precisamente a una Juventus de Turín que, paradojas de la vida, contaba con Arturo Vidal en sus filas. Una coincidencia que puede que volvamos a ver en la temporada 2020-2021.

 

FOTO: Culemanía.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: