Carta de Libertad

Los pericos alzan el vuelo gracias a Pacheco

Un regalo de Pacheco en forma de expulsión le da 3 puntos que son oro para el club perico.

0

En todo plan, siempre hay algo que no sale como se había planeado, pero seguro que ni Abelardo ni Garitano podían imaginarse el devenir del partido. Lo que se podía prever como un partido tosco y lento, con pocos goles y mucha igualdad se transformó en un paseíllo del colista, en un RCDE Stadium en el que apenas había conseguido 8 puntos en lo que llevábamos de temporada.

Desde antes de que empezara el partido, al conjunto babazorro ya se le empezaba a complicar el enfrentamiento con la baja por lesión a última hora de su pichichi, Lucas Pérez. Pese a todo, el otro equipo tampoco se libraba de quedarse sin su jugador estrella, RDT se quedaba en el banquillo por unas molestias en su rodilla. No llevábamos ni diez minutos de partido y llegaba el primer susto para el Espanyol, Edgar Méndez le ganaba la espalda a la defensa del Espanyol y tras un forcejeo en carrera con Javi López, caía al suelo reclamando penalti. Vista la repetición, queda claro que no era penalti, pero en la opinión de un servidor, se reunían todos los requisitos para que el Espanyol se quedara con un jugador menos nada más empezar. El VAR no vio nada y lo que podía haber acabado en una expulsión de un jugador perico acabó con la expulsión de Pacheco, tras una jugada inexplicable para un portero de su talla. Balón a la espalda de la defensa visitante que podía haber acabado perfectamente en las manos del guardameta, pero un fallo grotesco en el cálculo del bote y una reacción digna de un infantil, al coger el balón con las manos fuera del área, acabaría con las esperanzas del Alavés.

Foto: Página Web de La Liga

A partir de ahí el Alavés se encerraría y el Espanyol empezaría su asedio hasta que en el descuento Bernardo abrió la lata después de un golpe de hombro (que a simple vista parecía un cabezazo de lo bien que salió) al que no pudo llegar Roberto, que había salido para reemplazar a Pacheco y que hasta el momento estaba salvando a su equipo de una goleada mayor con paradas de gran mérito.

Foto: Twitter RCD Espanyol

La segunda parte empezaba como había acabado la primera, con mala suerte para el Alavés. Aleix Vidal tenía que ser reemplazado por Pere Pons, después de un fuerte choque en un balón dividido con Calleri. A los dos minutos Wu Lei iba a rematar al Alavés ganándole la espalda por enésima vez a la defensa vasca y definiendo a la perfección ante Roberto, característica que normalmente se le reprocha al delantero chino cuando encara a puerta y que esta vez resolvió como buen delantero que es. A partir de ahí, el partido iba a tener poco más que reseñar, salvo una contra perica que Darder envió fuera cuando tenía toda la portería para él después de que RDT, en un acto poco común en él, le sirviera un balón en bandeja para hacer el tercero del partido. Un RDT al que vimos claramente contenido y sin la explosividad que le caracteriza, seguramente debido a esas molestias que le dejaron fuera del once inicial.

Foto: Twitter RCD Espanyol

El Espanyol comienza su escalada en la clasificación, cogiendo confianza gracias a esta victoria, aunque no debería confiarse con lo visto hoy, ya que el Alavés no rindió a su nivel habitual, por la falta de sus principales estrellas y a la expulsión de Pacheco. La nota positiva para el Alavés, si es que algo bueno se puede sacar, es el alto nivel al que ha rendido Roberto, quien llevaba bastante tiempo sin jugar un partido. Por parte del Espanyol, Marc Roca ha brillado con luz propia, volviendo a un nivel semejante al del año pasado, siendo el faro de su equipo en fase de creación y pasando la escoba cuando ha tenido que defender, lo cual es una maravillosa noticia para el difícil reto que se le antoja al Espanyol.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: