Carta de Libertad

El VAR pisa suelo argentino

El sistema de asistencia arbitral llegará a la Argentina y comenzó el debate

0

La utilización de la tecnología en el mundo deportivo siempre ha sido bien visto pero, en el fútbol moderno, ha sido muy complejo alcanzar la aceptación total, no solo de los hinchas, sino también por parte de los protagonistas. Polémicas y más polémicas abrieron un nuevo foco de debate a escala global, y en los próximos meses, será tema de discusión en la Liga Profesional de Fútbol Argentino, más allá de que muchas veces las opiniones están marcadas por los resultados.

En una extensa nota brindada a Superfútbol, por TyC Sports, Federico Beligoy, Director Nacional de Árbitros, adelantó que «después de la pandemia habrá VAR en Argentina» y que la la herramienta está diseñada para hacer justicia deportiva ante errores claros, mientras que frente a las polémicas que aún con tecnología mediante se presentan, el arbitraje será mejor cuando pueda consultar al sistema. Además, advirtió que el fútbol argentino deberá ser contemplativo con la adaptación en los primeros tiempos de su utilización: «Obviamente que en el desembarco de la herramienta en cada Federación se necesita un tiempo de adaptación que requerirán de errores y aciertos pero a medida que esto empieza a aceitarse el árbitro irá entendiendo cuándo el VAR tiene que ingresar al campo de juego para llamarlo, que es ante errores claros, donde no hay subjetividad», explicó. Pero, ¿es esto posible?

Sin ir más lejos, en LaLiga, la implementación de la tecnología en sus respectivos partidos no viene dando los mejores resultados y muchos entrenadores y, hasta presidentes, manifestaron sus opiniones al respecto. Por ejemplo, José Luis Mendilibar, entrenador del Eibar, lo tuvo claro desde el principio: “No me gusta”, dijo. Y ahí se ha mantenido, añadiendo matices como que le da la impresión de que el que pita es el que está en la sala y no en el campo, cuando la idea es que los colegiados deben hacer su trabajo como siempre, aunque cuenten con una «ayuda extra». Otro caso, y bastante particular, recae en el plantel del Real Madrid, uno de los equipos que se han visto favorecidos por estas intervenciones. Estoy hablando de Luka Modric quien aseguró que «es un invento nuevo que sinceramente no me gusta».

En la Premier League también pudimos escuchar opiniones similares. Mohamed Salah, delantero del Liverpool, sentenció: «No me gusta el VAR. No me gusta porque amo al fútbol como él es, lo acepto con errores. La tecnología la veo como una manera de proteger a los jugadores en acciones peligrosas. Creo que se debería usar sólo ahí”; mientras que su entrenador, Jürgen Klopp, ha soltado un: “Con el VAR ya no es lo mismo de antes”.

Entonces, si tanta controversia genera en las ligas más importantes del mundo, ¿es factible utilizarlo en nuestro país? Mi respuesta es un rotundo sí.Y no… Porque tal como lo expresaron los propios impulsores del proyecto, no se trata de una justicia plena. Seguirá habiendo fallos porque detrás de las máquinas hay seres humanos que se equivocan. No obstante, cualquier tipo de viveza criolla no pasará desapercibido y todos los errores groseros que antes solían aparecer como un fuera de juego que no es o un penal injusto, pueden llegar a desaparecer y hacer del fútbol argentino un fútbol más transparente y atractivo.

Tal como expresó Diego Simeone en su momento, “se trata de ajustar” y limitar los errores. Aunque para los árbitros es difícil analizar todo lo que ocurre en los partidos, hay que dejarles trabajar tranquilos y acostumbrarnos a que el VAR ayuda más de lo que perjudica.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: