Carta de Libertad

El jugador más infravalorado del momento

Kevin De Bruyne sigue evolucionando y su rendimiento deslumbra, aunque sea poco reconocido a escala mundial.

0

21 pases de gol y 13 goles ponen en evidencia el gran momento futbolístico que atraviesa Kevin De Bruyne en la temporada 2019/20. Su gran visión de juego y efectivo remate, fue perfeccionándose bajo el mando de Pep Guardiola a tal punto de convertirse en la principal figura del Manchester City y en uno de los mejores jugadores del mundo. Aún así, es el jugador más infravalorado del momento.

Durante la última década y media, los equipos de Guardiola se han caracterizado por su buen trato de la pelota, con jugadores de altísima calidad para mantener la posesión y generar situaciones de gol como ningún otro plantel. De todos modos, estos jugadores no abundan en el fútbol de hoy y, en muchas ocasiones, el entrenador fue quien se encargó de potenciar sus rendimientos para hacer de un futbolista más del montón, uno que alcance la élite mundial. Este es el caso del belga.

El mediocampista llegó al equipo inglés en la temporada 2015/16 desde el Wolfsburgo y desde entonces, sus cualidades individuales evolucionaron de una forma notable y, actualmente, es el futbolista con mejor visión de juego del mundo. Sus 20 asistencias en la presente temporada manifiesta su importancia dentro del once titular, donde no solo aporta pases claves para la finalización de las jugadas sino que también, él mismo es quien se encarga de finalizarlas con remates de media distancia o jugadas a balón parado. Además, lo más importante, es que es un futbolista totalmente polifuncional que se adapta a cualquier posición que el técnico requiera y, ya sea por la banda o por el centro del campo, su rendimiento sigue siendo el mismo.

Es el mejor jugador del mundo. No tengo duda de ello. Incluso, su entrenador así lo expresó luego de la goleada ante Liverpool por la Premier League: «Es el mejor del mundo ahora mismo. Ahora mismo no hay nadie como él», aseguró. Roberto Martínez, DT de la Selección Belga, también expresó su opinión al respecto y afirmó: «Veo todos los partidos de Kevin. La semana pasada también vi el partido contra el Liverpool y fue muy claro para mí. Es cierto que el Liverpool tiene el mejor equipo esta temporada y que los ‘Reds’ son justos campeones. Pero, hay que admitir que Kevin De Bruyne es el mejor jugador de la Premier League. La forma en que influye en el juego es increíble. Es un jugador que hace pases que nadie más puede ver. Además, es capaz de evolucionar en diferentes posiciones y se adapta perfectamente»: Entonces, ¿por qué no es tan reconocido?

El contexto es la respuesta. Históricamente, Manchester City no ha sido un equipo top del fútbol europeo y solo cuenta con una Recopa de Europa en su palmarés internacional, y ni con la llegada de un entrenador de lujo como Guardiola ha logrado levantar la ansiada Champions League, y por ello, es visto de reojo por el mundo. Entonces, cualquier apellido que opte por ponerse la camiseta citizen, también es tratado de ese modo. Quizás, si el belga fuera jugador de un club como Real Madrid u otras instituciones con mayor gloria a nivel internacional, podría llegar a tomar más importancia. Aunque esto no parece influir en las decisiones del propio De Bruyne.

En reiterados mercados de pases, estos clubes buscaron tentarlo para llevárselo y sus intentos resultaron fallidos. La decisión de Kevin es quedarse allí, en Inglaterra, y poder cumplir los objetivos que el club no ha podido alcanzar en los últimos años fuera de su territorio. Su decisión es totalmente respetable y entendible. ¿Qué mejor que alcanzar la gloria eterna con el equipo que apostó por vos en tus primeros pasos? El resto nada importa. Y así debe ser. Porque el rendimiento de un futbolista debería ser analizado desde el aspecto individual, sin importar el entorno del mismo. Los colores no tienen que influir, en absoluto, aunque esto convierte a De Bruyne en el jugador más infravalorado del mundo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: