Carta de Libertad

El submarino amarillo zarpa en Europa

El Villarreal certifica la quinta posición y vuelve a la competición europea

0

El parón obligado por el Covid-19 ha hecho mella en las aspiraciones para conseguir llegar a Europa. En una temporada repleta de altibajos hasta marzo, el Villarreal se plantaba antes del confinamiento en octava posición, con 38 puntos. Un juego desastroso, y aún peor, una racha de resultados negativa que hacían presagiar un fin de temporada duro para los ‘groguets’. Pero el parón supuso el renacer del submarino amarillo, una vida adicional que no desaprovecharon.

Como si tratase de una temporada “nueva”, el conjunto de Javi Calleja, con el retorno de La Liga, mostró una cara totalmente opuesta hasta lo acontecido. La fragilidad que atesoraba el equipo se quedó en el pasado y todo eran buenas noticias. Gerard Moreno intratable en ataque, se convertía en el jugador español con más goles en La Liga (18 tantos), el insaciable Santi Cazorla gozando de su segunda juventud. En definitiva, un bloque sólido y equilibrado  que compenetra jugadores experimentados y con cierto bagaje, como Paco Alcácer, Raúl Albiol y/o Sergio Asenjo entre otros, secundada por la frescura de los canteranos Pau Torres o Samu Chukwueze.

https://twitter.com/VillarrealCF/status/1285162186806120448?s=20

 

El himno de la UEFA volverá a sonar en La Cerámica, un premio totalmente merecido para los de Javi Calleja, que han sacado rédito del último tramo de la temporada. Un Villarreal que a pesar de haber logrado el objetivo de volver a Europa, no ha tardado en hacer los primeros cambios. El artífice de este logro, Javi Calleja, no volverá a sentarse al mando del Villarreal la próxima temporada. Algo sorprendente después de certificar el objetivo y lograr una buena temporada, pero la dirección técnica buscaba cambiar de proyecto, empezando por el entrenador. Un cambio en los banquillos que estaba pactado desde antes del parón, tan solo faltaba oficializar a Unai Emery como nuevo entrenador del submarino amarillo.

 

Un equipo que perderá a dos de los engranajes más importantes de la historia reciente del club: Santi Cazorla y Bruno Soriano. La pareja emblemática se despide del club de sus amores. Bruno Soriano, la fidelidad personificada, cuelga las botas. En cambio, Santi Cazorla, el hijo predilecto, se marcha a Qatar con Xavi. Un equipo que deberá zarpar sin dos de sus comandantes, que verán con anhelo como el Villarreal vuelve a disputar Europa la temporada que viene.

 

 

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: