Carta de Libertad

El fútbol si hace prisioneros

¿Por qué se ha de retener a alguien si no se quiere quedar? ¿A quién beneficia? ¿A Messi? ¿Al Barça?

0

Ya han pasado tres días desde que Messi diera la que seguramente sea la entrevista más importante de su carrera, en la que anunció que se quedaba en el Fútbol Club Barcelona, después de que comunicara su marcha. Entre otras muchas cosas interesantes, Messi dejó claro que se queda, ya que no quiere ir a juicio con el club de su vida, lo que le convierte en un rehén del club.

“Jamás iría a juicio contra el club de mi vida, por eso me voy a quedar en el Barcelona»

 

Llevo un par días intentando buscar algo positivo que sacar de obligar a alguien a quedarse en contra de su voluntad y no he sabido sacar nada en claro. Es obvio que Messi es la pieza fundamental sobre la que se articula todo el Barça, pero incluso en lo meramente futbolístico, el retener al argentino no les hace bien a los culés. Este año se van a encontrar con un Leo sin alma, sin ganas, sin motivación y sobre todo despistado, ya que estará más pendiente de buscar otro club que de rendir en Can Barça. Es cierto que Messi es el mejor jugador del mundo y que siempre marca las diferencias, pero a mi parecer, se van a encontrar con el Messi de la selección, un Messi muy distinto al que están acostumbrados, más pendiente del qué dirán que no de jugar, por tanto un Messi peor.

 

Y hablando del qué dirán, llegamos a otro tema espinoso, como responderá el Camp Nou al regreso de Messi después de su espantada. Leo juega con la ventaja de que por ahora no se plantea el regreso del público a los campos, lo que hará calmar los ánimos de una afición que ahora mismo se encuentra dividida, pero que si con el transcurrir de la temporada ve repetidos de los fallos de las últimas temporadas, podría poner al astro argentino en su punto de mira, aunque la culpa no sea suya.

 

Foto: Goal

 

Por último, cabe puntualizar que Messi se quede tampoco beneficia al club. La directiva se agarra a un clavo ardiendo, que es pensar que después del show montado y de empezar una campaña en su contra desde los medios de comunicación afines, Messi decida quedarse para siempre y se solucionen todos sus males. Sin embargo Messi acabará yéndose, los problemas seguirán ahí e incluso se harán mayores año a año. El Barça ha de iniciar ya su revolución, parar para analizar qué errores ha cometido y solucionarlos, tal y como han hecho muchísimos clubes, y qué mejor ocasión que cuando se va tu máxima estrella dejando una buena cantidad en caja.

 

En resumen, pese a que el show ha acabado, por ahora, que Messi siga una temporada más no beneficia a ni a Messi, que seguramente reaparezca con una versión muy distinta a la que conocemos, más parecida a la que muestra con su selección, ni para el Barça, quien sigue demorando una temporada más la profunda remodelación que tanto necesita y que tanto demandan sus seguidores. Al final, ya sea en el fútbol, en el trabajo o donde sea, no se debería retener a nadie en contra de su voluntad, ya que no dará todo lo que tiene y hará empeorar a quienes lo rodean.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: