Carta de Libertad

Una historia de superación

0

Nadie dijo que la vida fuera fácil, y sino que le pregunten a Alphonso Davies, un joven de 19 años con nacionalidad canadiense y que actualmente milita en el Bayern de Munich. Se dice que lo que no te mata te hace más fuerte y él es un claro ejemplo de ello.

Es su estremecedora historia la que inspira a muchos jóvenes a repetir su increíble hazaña. Davies es hijo de un matrimonio liberiano que tuvo que huir de su país de origen cuando estalló una guerra civil que trajo la miseria y la muerte. Ya en Ghana, en un campo de refugiados nació el que fue la revelación de la pasada Champions League 2019-2020. Con solo 5 años su familia consiguió un visado para viajar y entrar en Canadá. Ya asentados en tierras canadienses Alphonso tuvo que compaginar el cuidado de sus hermanos menores con su pasión: el fútbol. Su habilidad y agilidad llamó la atención del Vancouver Whitecaps, equipo que milita en la Major League Soccer (MLS). Rápidamente se asentó en el primer equipo llegando a debutar en partido oficial con tan solo 15 años, 8 meses y 15 días. Un hito que avecinaba la llegada de un lateral diferente. Europa comenzó a saber de él y numerosos equipos del viejo continente llamaron a su puerta. Era una operación arriesgada ya que su adaptación marcaria su nivel a largo plazo. Los sonados rumores acabaron por diluirse en una única oferta en firme, irrechazable tanto para el jugador como para el club al que pertenecía. El Bayern de Munich lo hizo oficial por una cifra cercana a los 10 millones de euros, una cantidad irrisoria tras su exhibición en el 2-8 que el Bayern le endosó al Barcelona. El aficionado culé tras su quiebro a Semedo para la posterior asistencia que significó el quinto gol, ya sabe muy bien de las facultades de este joven que Bartomeu llegó a rechazar simplemente por ser canadiense. Un fallo más de la directiva azulgrana.

No es de extrañar que su valor tras únicamente dos temporadas en Europa haya ascendido a 60 millones de euros, lo que viene siendo que haya multiplicado por 6 la cantidad pagada por el club bávaro. En mi opinión, la pasada Champions solo significó el inicio de una carrera deportiva que creo que no tiene límites. Su desparpajo y velocidad son solo dos características que han provocado que eche el cerrojo a la posición de lateral del club muniqués hasta mínimo el 2025, fecha en la que expira su contrato.

La vida solo está hecha para valientes y solo aquellos que tras cada caída consiguen levantarse llegan a tocar la gloria. El futuro marcará el destino de este joven canadiense que aspira a convertirse en el mejor lateral izquierdo del mundo. Mientras tanto, a los amantes del fútbol nos quedará disfrutarlo por la televisión con la esperanza aún de poderlo ver defendiendo los colores de algún club de nuestra liga.

Foto: Tyc Sports

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: