Carta de Libertad

Zidane en el búnker

Aunque el Real Madrid haya conseguido su primera victoria, las cosas no acaban de funcionar. ¿Quizá es que los blancos ya no tienen nada nuevo que aportar?

0

Al igual que cuando Hitler se refugió en su Führerbunker cuando su dictadura del terror se comenzó a desvanecer, Zinedine Zidane vive refugiado en su propio búnker mental viendo como su imperio se tambalea. Y como un mantra que se repite en cada rueda de prensa, en la que el técnico galo no para de repetir que no va a traer fichajes, el Madrid se va hundiendo poco a poco.

Es cierto que está siendo un mercado estival difícil para todos, pero no debería serlo, a priori, para los madridistas. Han vendido mucho y muy bien, llegando a acumular un beneficio de 96,50 millones de euros, dinero más que suficiente para reforzarse con algún fichaje. Y es que viendo estas ventas de las que hablábamos, se entienden muchas cosas. Todas las ventas han venido de jugadores que ya no gozaban de la confianza del míster, algunos comprensibles como las de Bale o James, quienes no rindieron al nivel esperado, pero otras han venido de movimientos extraños de explicar cómo son las ventas de Achraf o de Reguilón, dos laterales que podrían ser perfectamente titulares, en detrimento de unos Carvajal y Marcelo, más que quemados y que aportan cada vez menos. Otros han salido cedidos para ganar más experiencia, como Take Kubo, cesión también comprensible, pero lo que no se entiende es que no se hiciera lo mismo con Óscar Rodríguez, quien ha hecho una temporada más que destacada en el Leganés, más allá de que el equipo haya descendido, le ha valido para ser llamado por Luis Enrique e incluso debutando en un partido de extrema importancia ante la siempre poderosa Alemania cuando el marcador estaba abierto de par en par.

Foto: @SpursOfficial

Y si en el apartado de salidas la cosa anda mal, en el de entradas anda peor. A día de hoy, más allá de los retornos de cesión de jugadores como Odegaard, Mayoral o Lunin, el Real Madrid no ha incorporado a ningún jugador. Varios han sido los rumores que han circulado sobre posibles incorporaciones, pero todas han sido negadas y, según un servidor, dilapidadas por el entrenador blanco, más allá de Camavinga, que sí que era una petición del francés. Sin embargo, a nadie se le escapa que el Madrid no pasa por su mejor momento, ya que con un Benzema sobreexplotado, con un Hazard lesionado día sí día también y unos Vinicius y Rodrygo que no acaban de explotar, el equipo blanco no acaba de carburar. Ante la Real Sociedad arrancó con la pólvora mojada y contra el Betis, pese a meter tres goles, aquello que más identificaba al Madrid, que era su pegada, desapareció, ya que solo un gol fue gracias a la producción ofensiva blanca.

Foto: La Liga

Volviendo a la referencia del principio, Zidane se ha refugiado en su búnker solo con los generales de que gozan de su confianza, mientras las bombas caen a su alrededor. Las cosas no parece que funcionen y mientras Zizou no dejé entrar en su búnker nuevos jugadores, el equipo difícilmente cumplirá sus objetivos. Simplemente hace falta comparar la delantera de la última Champions ganada, con la BBC siendo letal y la delantera de ahora, con un Jovic insulso, un Vinicius sin puntería, un Rodrygo verde y un Benzema que vale por dos, pero no por 3. Por cierto, amigo madridista, no te engañes, el Madrid no ganó La Liga, la perdió el Barça.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: