Medio multiplataforma opinativo especializado en fútbol

Esta Copa ya me gusta más

Al fin se ha cambiado un formato de competición caduco en favor del espectáculo

0

No nos engañemos, la Copa del Rey era un torneo tremendamente aburrido que no empezaba a interesar hasta los cuartos de final. Y aún así, si nuestro equipo caía eliminado nos importaba un bledo, «total solo era la Copa». Desde que me alcanza la memoria este torneo ha sido devaluado y menospreciado por prensa, clubes y aficionados, hasta tal punto que solo le daba importancia al título que el se alzaba vencedor.

Además, era un torneo sinsentido, pues se jugaba a doble partido, beneficiando claramente a los equipos de Primera División. Cuántas veces habremos visto a clubes de la máxima categoría presentarse en el estadio de un club modesto con todo jugadores de la cantera y juveniles… Total, para que luego en el partido de vuelta sacasen al equipo titular y dieran la vuelta al resultado con comodidad, por lo general. A mí como deportista y aficionado me parecía vergonzoso que hubiera tantas facilidades para que siempre ganara el equipo de mayor entidad.

 

Una normativa ilusionante pero con algunas lagunas

Por suerte, con la nueva normativa algo hemos mejorado, pero queda todavía camino por recorrer. Ahora, al menos, las eliminatorias se juegan a partido único y en el estadio del equipo pequeño, permitiendo que sean choques de tú a tú y sin experimentos ni vacilaciones. Gracias a ello, esta temporada ya hemos visto como equipos modestos de Segunda División B como el Córdoba, Ibiza, Alcoyano o Cornellà han eliminado a ‘primeras’ como Getafe, Celta, Huesca o Atlético de Madrid. Destacable la eliminación de los rojiblancos por un equipo con un valor de 3,5M, cuando solamente Joao Félix les costó 120M. Un auténtico show, eso es lo que nos gusta de esta Copa. Nunca sabes lo que va a pasar.

No obstante, por si alguien se estaba emocionando más de la cuenta al leer estas líneas debo hacer un llamamiento a la cautela. Queda mucho por luchar para que este torneo del KO sea el que los amantes de este deporte merecemos. Ayer se realizó el sorteo de dieciseisavos de final del torneo con un reglamento que anula, en mi opinión, el valor de la aleatoriedad del sorteo:

  • Real Madrid y Barça (primer y segundo clasificados en LaLiga de la temporada pasada), y Athletic Club y Real Sociedad (finalistas de la Copa del Rey 2020 que todavía no se ha disputado por consecuencia del COVID-19) debían ser emparejados con uno de los equipos de Segunda B clasificados para esta ronda.
  • Los dos conjuntos de 2ª B restantes debían ser emparejados con otro de los equipos de Primera División.
  • El resto de equipos de Primera debían ser emparejados con equipos de la división de plata.

 

Mi conclusión

¿Con estas normas para qué queremos amaños? Sí no son necesarios. El propio sorteo ya pone la alfombra roja a los equipos de Primera para procurar evitar sorpresas y que estos lleguen cómodamente a la fase final.

Por tanto, mi conclusión es que la Copa del Rey ha dado un salto de calidad enorme con lo de jugar a partido único en el campo del club más pequeño, pero para ser «La Copa de todos» como predican desde la Federación considero que el sorteo debería hacerse por puro azar, toque lo que toque. Solo así conseguiremos una competición transparente, emocionante, con igualdad de condiciones y, sobre todo, divertida, que merezca la pena ver.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: