Medio multiplataforma opinativo especializado en fútbol

Una remontada épica del Mos que deja congelado al Victoria CF

0

La mañana de domingo ofrecía un partido trascendental para los intereses de la UD Mos y el Victoria CF.

Antes de comenzar el encuentro, los equipos sabían que iba a ser un partido complicado, tanto por las condiciones atmosféricas como también, porque ambos equipos son definidos como rocosos y con los que los entrenadores tienen un papel difícil para proponer a su equipo las piezas necesarias para disfrutar un partido plácido y llevarse los 3 puntos de manera cómoda dado que, ambos equipos son muy luchadores y no dan un balón por perdido.

Seguidamente, en los primeros instantes del partido se notaba quién había calentado bien y quién no. Los equipos iban creando un ritmo de juego un tanto peculiar, tenían dificultades para enlazar 3 pases seguidos entre líneas, tanto por el buen hacer del opositor en la presión como también, por los constantes errores de precisión entre ellos.

Foto: David Rodríguez Frades

La afición quería espectáculo, quería movimiento, quería divertirse, quería ilusión dentro del campo, sin embargo no han disfrutado de ocasiones de peligro ninguno de los equipos presentes, en los primeros 15 minutos de juego.
El mando de la posesión se la llevaba ligeramente la UD Mos, pero protagonizaba pérdidas de balón en en centro del campo con facilidad. Por lo que, el conjunto dirigido por Telmo, decidió optar por un juego de balón desde atrás, ser cauto, ir ganando confianza dentro del campo con la que poder soltarse sin tener miedo y buscar gente arriba con la que conectar tanto por el suelo, como por arriba, abordando las espaldas de las rivales.

En una de ellas, llegaría una ocasión «única» en el partido, Clarís interceptaba un balón con las manos ofrecido por una de sus compañeras,  una acción que a todo el mundo sorprendió por el tiempo que tenía para decidir que hacer con él y además porque nadie le presionaba en ese instante. El colegiado castigaba la acción con un libre indirecto muy cercano al área pequeña. En cambio, Lorena y Joa no han acertado con la decisión de como finalizar esa falta, por lo que el esférico termina fuera del terreno de juego.

Mas tarde, un balón a la espalda de las centrales tras una recuperación en medio campo, dio lugar a un mano a mano de Lucia con Clara obligando a salir de la portería a la guardameta del conjunto coruñés a la desesperada pero, la jugada ha concluido sin éxito y con Lucia en el suelo. Muchas ocasiones claras y el refrán» quien mucho perdona, lo termina pagando…» se hizo realidad.

Llegó el primer gol del partido. El gol llegaría en el minuto 20 de la primera parte por parte de Iria. Una falta peligrosa desde unos 20 metros de la portería fue colgada al área y sería cabeceado el esférico por la central coruñesa, el cual Sara no ha podido hacer nada para evitar encajar el gol.
A partir de ahí el Victoria llamó al chófer que estaba en la entrada del campo y depositó el autobús en el campo de Mos, de tal forma que el colegiado del encuentro ha tenido que apercibir verbalmente a numerosas jugadoras por pérdida de tiempo aún estando en la primera parte del partido.

Con el paso del tiempo al Victoria se le veían sus carencias, le costaba salir desde atrás con el balón jugado en saque de puerta, cosa que le hizo perder un balón por un barullo de la dorsal 20 al no saber que hacer con el balón,lo aprovechó Lucía, que con un poco de fortuna, introducía el balón en las redes de Clara, con la ayuda de Ana ( jugadora del Victoria CF) para empatar el partido. Un jarro de agua fría para el Victoria y un gol psicológico para la UD Mos. Con todo esto se llegaría al descanso.

En la 2ª parte solo ha existido un color, el conjunto de Telmo hizo varios cambios para dar entrada a jugadoras frescas con el objetivo de activar ofensivamente al equipo.
El Victoria sin ideas, le temblaban las piernas de frio y de indecisiones en la creación de juego que de esta vez el Mos, algo mas amueblado en el campo, sí que era capaz de aprovecharlo.

 

El Mos se acogió a la búsqueda de Lucia en largo ante la lentitud defensiva de sus rivales. Los primeros balones puestos no han tenido éxito, (por quedarse corto o irse demasiado largo). Pese a que el Mos ya iba avisando por dónde iban a ir sus ideas de juego, el Victoria ni se inmutó y se quedo frío ante las bajas temperaturas que marcaba el termómetro en Mos, el equipo estaba mermado y sin signos de poder revertir la situación.

Foto: David Rodríguez Frades

Las ocasiones más claras del partido las ha disfrutado el Mos con balones colgados por una magnífica Sara Alonso, una currante y una de las mejores del encuentro, luchando, metiendo el pie, corriendo de arriba a abajo, haciendo numerosas recuperaciones muy importantes en el centro del campo y sobre todo sin complicarse soltando el balón de una manera inteligente marcando los tiempos y arañando alguna que otra falta peligrosa.

 

Llegando al final del partido con un Mos totalmente volcado al ataque, llega un córner. Ante él, había una aglomeración de jugadoras en el área y con Joa delante de la portera de estatua sin tocar a nadie. Una jugadora del Mos colgaba el balón al área y cuando parecía que la ocasión había sido desbaratada y por lo tanto, desactivado el peligro, quedaba el balón sin dueño en la área pequeña con una Joana Montouto quieta en una posición correcta en ambos sentidos, posición legal y posición increíble para realizar un toquecito de cabeza y depositar el balón en las redes defendidas por Clara. As Baloutas gritaaa a más no poder, tocaba botar de alegría, mover el último músculo que el cuerpo dejaba mover por el frío. El publico con el cuerpo frio pero, la sangre alegre por el gol de la victoria.

 

Foto: David Rodríguez Frades

Tras el gol, todavía quedaban 8 minutos de sufrimiento donde el conjunto coruñés dispondría de 2 ocasiones clarísimas que desbarataría la portera Sara Alonso llegando a lastimarse y quedar tendida sobre el terreno de juego.

Por último, en la ultima jugada del partido la ha vuelto ha tener el conjunto coruñés, un córner botado sobre el área mosense en el que Sara mete una mano magistral para alejar posibles fantasmas que se pudiesen incrustar en As Baloutas y permitiendo a su equipo hacerse con los 3 puntos en una victoria muy sufrida y con una remontada épica en la segunda parte con final feliz con el pitido final del colegiado.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: