Medio multiplataforma opinativo especializado en fútbol

Desempolvando la joya

Paulo Dybala, ese futbolista de múltiples altibajos, volvió a tener minutos y busca su mejor versión

0

Paulo Dybala es de las últimas grandes apariciones del fútbol argentino. Un talento innato con la pelota. Zurda exquisita y cualidades técnicas envidiables hicieron que desde muy joven pueda desenvolverse en la Serie A de Italia prácticamente sin inconvenientes. Primero en Palermo y desde 2015 en la Juventus, donde sin lugar a dudas sacó a relucir su mejor versión. La misma que lo llevó a ponerse la camiseta de la Selección Argentina y le brindó la posibilidad a muchos hinchas de imaginar una sociedad con Lionel Messi que les daría muchas alegrías. Claro que todo esto hubiese sido posible de no ser por el tobogán que atravesaría «La Joya» en su rendimiento a partir de allí.

Las lesiones indudablemente fueron un factor muy importante en estos altibajos por los que el cordobés tuvo que pasar. Acercándonos más en el tiempo, este fin de semana, Dybala volvió a sumar minutos por primera vez desde el 10 de enero. Han sido meses muy difíciles para él: una distensión del ligamento lateral de la rodilla izquierda ante Sassuolo lo dejó fuera del equipo. Desde entonces, le costó mucho ponerse a tiro. El 17 de febrero apareció nuevamente en el banco de suplentes, en el encuentro ante Porto, pero no sumó minutos porque su evolución no era la esperada y los tiempos se demoraban más de la cuenta. Más tarde, a principios de abril,cuando su regreso era inminente una sanción de la Vecchia Signora lo cruzó a la mitad por haber formado parte de una fiesta clandestina y violar el toque de queda en Italia. La relación con el club comenzó a desgastarse y los rumores sobre una posible venta resonaban fuerte.

Sin embargo, este miércoles el argentino tuvo su aparición en el duelo ante Napoli. Comenzó en el banco de suplentes, ingresó a los 23 minutos del complemento y a los 27 anotó un tanto por primera vez desde el 3 de enero. El festejo con sus compañeros no se hizo esperar, se lo dedicó a su madre en el día de su cumpleaños y las lágrimas entraron en escena. La emoción era notable.

En primer lugar, esta actuación aporta su granito de arena para aliviar las tensiones con la dirigencia. El segundo punto pasa por el apoyo y cariño de los hinchas, que usaron las redes sociales de Internet para expresar su admiración y reenamoramiento con el número ’10’, a la vez que enviaron un claro mensaje a la directiva del club. “Dybala no se toca”, se convirtió en tendencia. Y en tercer lugar, Andrea Pirlo tiene su papel ya que el entrenador confesó públicamente su deseo de contar con el delantero la próxima temporada, enterrando de este modo las posibilidades de una transferencia o ingreso al mercado de pases.

¿Habrá sido su renacimiento? Es lo que anhelamos todos. Es un futbolista que, si deja las lesiones a un lado y regula su rendimiento, pasa a ser clave dentro del once bianconeri. Y voy por más. Con esfuerzo y trabajo que acompañe su talento, como creativo o finalizador, puede convertirse en la figura principal de esta Juventus. Aún por encima de Cristiano Ronaldo. Estoy seguro.

Eso sí, debe quedarse un tiempo más en el club. Una transferencia por venta o préstamo derivaría en la necesidad de tener un tiempo de adaptación en otra liga y lo alejaría de los primeros planos de la élite. Pasaría a ser un futbolista más del montón. No por sus características dentro del campo sino porque su carácter y autoestima le jugarían en contra. El simple hecho de venir de múltiples lesiones, sumado a la adaptación que requiere otra liga europea, le sería muy difícil de sobrellevar. Por el momento, Juventus es la mejor opción para desempolvar la joya. Paulo va por su mejor versión. Paulo, quédate…

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: